Noticias

Guatemala 12-07-2018

Ayer el Consejo de la Carrera Judicial rechazó de forma unánime la tacha presentada por la Fundación Myrna Mack en contra de la postulación de la Magistrada Silvia Patricia Valdés Quezada.


La falta de idoneidad alegada por la Fundación Mack se sustentaba en las anomalías del proceso de elección por el cual Valdés habría llegado a ocupar la presidencia de la Corte Suprema de Justicia en 2016. Las alegaciones realizadas por la Fundación fueron confirmadas por la Corte de Constitucionalidad mediante sentencia de amparo emitida dentro del expediente 5073-2016. Adicionalmente la tacha alegaba la resolución emitida por el Procurador de los Derechos Humanos dentro del expediente ORD.GUA.18625-2016/DE mediante la cual se indicó que Valdés incurrió en un “[…] comportamiento administrativo lesivo a la labor de defensa de los Derechos Humanos.”.

A pesar de la existencia de dichos procesos administrativos y judiciales el Consejo de la Carrera Judicial decidió rechazar la tacha argumentando la posibilidad de los jueces de excusarse o ser recusados ante un conflicto de interés.

Es importante recordar que Junta de Disciplina Judicial de Apelación es el órgano de segunda instancia de los procesos disciplinarios iniciados contra jueces y magistrados. En tal sentido, la honorabilidad e idoneidad de sus miembros son pilares fundamentales para asegurar la legitimidad de dicha instancia y proteger la independencia de los operadores de justicia

Elección de Cortes

CIJ llama al respeto de príncipios éticos en las Postuladoras.

15 de julio de 2019

La Comisión Internacional de Juristas (CIJ) emitió un comunicado después de que la Misión Internacional para la Observación de Elecciones de Magistrados finalizara sus actividades en el país. 

En el comunicado se hace un llamado a los distintos sectores que integrarán las Comisiones de Postulación para que se apliquen y respeten de forma rigurosa los principios y jurídicos que busquen evitar vicios en el proceso de Elección de Cortes.

La CIJ indicó que no deben concursar para ser magistrados aquellas personas que actualmente integren las Comisiones de Postulación, ni quienes estén ocupando puestos públicos relevantes dentro de la administración pública. Así mismo la CIJ llama a definir cuidadosamente y objetivamente el perfil de los participantes y la tabla de gradación con la que serán calificados.